La función de los filtros es proteger los motores y otras maquinarias contra el polvo y la suciedad, que penetran en el equipo mecánico mezclados con el aceite, aire, combustible y aceite hidráulico.

El mantenimiento incorrecto del vehículo y el empleo de filtros inadecuados pueden reducir drásticamente la duración de un motor.

Conocer el proceso de filtración y los diversos tipos de filtros contribuye a alargar la vida del motor y a reducir el riesgo de fallas.

Clasificación de los filtros según el fluido a filtrar:

  • Filtros para aire.
  • Filtros para a aceite de motor.
  • Filtros para aceite hidráulico.
  • Filtros para combustibles: gasolina, diesel y gas.

 

aire

Los filtros para aire: retienen las partículas abrasivas existentes en el aire aspirado del ambiente impidiendo así que se desgaste prematuramente el motor, principalmente anillos y cilindros. Es importante destacar que este filtro es considerado uno de los más importantes, debido a que el fluido que se filtra proviene de un medio no controlado por los usuarios como lo es el aire de las vías de tránsito o lugares de trabajo del motor.

 
 
 
 

aceiteLos filtros para aceite: separan las partículas abrasivas existentes en el aceite de los motores causantes de desgastes, impidiendo que la suciedad se concentre en un grado perjudicial. Contribuyen así a que dure más el motor y el aceite se pueda usar durante más tiempo. Con este filtro se protege principalmente conchas de bielas y cigüeñal.

 

 

combustibleLos filtros para combustible: son indispensables para los motores diesel, cuyos elementos de inyección sensibles se tienen que proteger contra impurezas en el combustible. Constituyen también una protección eficaz contra la suciedad en el carburador e inyectores en los motores a gasolina y por consiguiente también contra las fallas del motor ocasionadas por la misma.